gmofreemidwest

Cocina y alimentos

Cochinillo asado con guarnición

El cochinillo asado es uno de los platos más típicos de la gastronomía de Castilla, especialmente en la ciudad de Segovia. Los chefs se enorgullecen de la ternura de sus cerdos asados y demuestran lo delicada que es la carne al cortar el cerdo con un plato en vez de un cuchillo.

La técnica utilizada es la misma que al asar cualquier otro tipo de carne, aunque se suele hacer en un horno de leña, un ambiente mucho más apropiado para asar bien la carne.

Cochinillo asado con guarnición

El cochinillo lechón es mucho más pequeño que los cerdos normales, pues todavía se están alimentando con leche de la madre, y por eso su carne es mucho más tierna. Los cochinillos se pueden encontrar en cualquier carnicería.

Ingredientes necesarios:

  • 1 cochinillo lechón
  • 250 gr de manteca de cerdo
  • 1 cebolla pelada y picada
  • 1 vaso de vino blanco
  • 4 o 5 dientes de ajo, o más al gusto
  • Un manojo de perejil fresco picado
  • 4 clavos
  • 1 cucharada de orégano seco
  • Sal, al gusto

Para la ensalada:

  • 2 pechugas de pollo cocidas
  • 500 gr de pepinos
  • 1 tomate
  • 100 gr de jamón york
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Un chorrito de vinagre de vino
  • 2 cucharaditas de mostaza
  • Sal, al gusto

Preparación:

Machacamos el orégano con la sal en un mortero, y frotamos toda la piel del cochinillo con esta mezcla. Cuando esté bien distribuido, untamos el cochinillo con la manteca de cerdo, bien esparcida.

En el mismo mortero machacamos el clavo, el perejil, los dientes de ajo, la cebolla picada y el vino blanco, hasta formar un majado.

Bañamos al cochinillo con este majado y dejamos que repose con él durante 4 horas, para que se impregne de todo su sabor.

Pasado el tiempo de adobo, colocamos el cochinillo en una bandeja engrasada y lo introducimos en un horno precalentado a 180ºC con calor por arriba y por abajo, durante 1 hora.

Cuando se cumpla la hora, lo revisamos para ver si se ha hecho completamente. Si la piel no está dorada y crujiente, tendremos que dejarlo 30 minutos más, hasta que coja color. El tiempo dependerá del tamaño del lechón y del tipo de horno.

Mientras se hace el cochinillo, preparamos la ensalada. Batimos el huevo y hacemos una tortilla francesa en una sartén, de forma que quede muy fina. La reservamos.

Pelamos los pepinos y los cortamos en tiras finas. Lavamos y cortamos los tomates en rodajas, los sazonamos con un poco de sal y los disponemos en un plato.

Cortamos las lonchas de jamón y la tortilla en juliana, al igual que la pechuga cocida. Encima de los tomates ponemos el pepino, encima del pepino colocamos el jamón y encima la pechuga de pollo cocida. Sobre la pechuga estará la tortilla.

Para hacer el aliño, mezclamos el aceite de oliva con el vinagre y la mostaza, y lo vertemos por encima cuando lo vayamos a servir.

Una vez asado el lechón, lo trinchamos y servimos acompañado de esta ensalada aliñada.